lunes, 23 de septiembre de 2013

tus manos

A pleno sol me fui quedando escarchada
Y yo afloraba tosiendo, 
Porque tenía hielo en pecho.
Mas, con tus manos
El aire se fue volviendo energía.
}Y desde tus manos, 
La vida se fue volviendo esperanza



8 comentarios:

  1. No sé si la esperanza regresa cuando otras manos la esculpen en nosotros pero quisiera creer en la posibilidad de poder regresar a ella desde uno mismo, pues no es tan común como pudiera parecer temer un escultor a mano. El poema...una joyita..

    ResponderEliminar
  2. Danicienta emocionas con tus versos que sin dudas salen del alma, y muestras lo hermoso que llevas dentro. Bello... muy bello.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Roberto, tus palabras instan a mas poesia

      Eliminar
  3. Vivir con esperanza, nos hace más felices.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Y desde el calor de unas manos que todo cambian, la vida siempre es una posibilidad, porque la esperanza anida en sus dedos.
    Abrazos siempre para ti querida compatriota.

    ResponderEliminar
  5. Cuidado, puede haber más helor en unas manos ajenas que en la propia escarcha.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar

relampagos