miércoles, 11 de diciembre de 2013



Hay una melodía entrecortada en mi garganta
Es esa voz que ilumina y me avasalla.
Esa secreta voz, de cercanía imaginada
Es ese canto de poema, que me tiene atragantada.

Ese trino
Huye y viene a mi
Desde el otro asiento del mundo
Bañado en mediterráneo
 A zarandearme los suspiros
A inundarme de alegrías

A confundirme en sus amores
de cielo y agua.

5 comentarios:

  1. Confundida y atragantada por esa voz lejana y azul...
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
  2. A veces uno llega y lee, le alcanzan las palabras como un dardo, las acuna, luego de nuevo regresa al silencio pero con la impresión de no estar tan solo, tal vez con la ilusión de una emoción recobrada. El mar protege a sus criaturas, es la fuente de su calma, de su mejor poesía. ¿Nos mojamos en él?
    Mi suspiro es tan cierto como ese mar.

    ResponderEliminar
  3. Te dejo mi blog de poesia por si quieres criticar gracias.
    Me gusta mucho el tuyo.
    http://anna-historias.blogspot.com.es.

    ResponderEliminar

relampagos